HOTSPOT CLUB

Plataforma que reúne noticias, eventos, tendencias, nightlife y opinión para el colectivo evolucionado de personas que buscan ir más allá de los estereotipos de la escena nacional

Sudor de Fuguet

Para el autor, esta nueva novela es el hermano mayor de No ficción (publicada en 2015) y que nació de un break de la escritura de las más de 600 páginas que contiene “Sudor”. El lugar escogido fue el centro cultural NAVE, ubicado en barrio Yungay frente a la Peluquería Francesa y la producción estuvo a cargo de Ignacio Chilet, quien también produce las fiestas Hotspot. La razón de esto, según el propio Fuguet, fue para darle legitimidad a la novela.

Por Juan Andrés Vallejos.

Los invitados comenzaron a llegar un poco antes de las siete de la tarde. Mientras hacían ingreso se podía observar como cada uno se reconocían entre sus cercanos, compartían pequeñas copas de champaña fumando cigarros para luego botar sus colillas en distintos ceniceros muy separados los unos de los otros.

Poco después que terminara el atardecer, se pidió a todos los asistentes que se ubicaran debajo de una gigantesca carpa de circo para dar inicio al lanzamiento en sí. La primera en hablar fue Melanie Jösch, directora de la Editorial Random House, quien en un discurso de no más de cinco minutos, destacó lo “literariamente brillante” de la obra de Fuguet. “Es por esto que no podemos sino sacarnos el sombrero ante Alberto ¡Chapeau!”, exclamó quitándose un sombrero imaginario de su cabeza.

 Luego fue el turno de Vicente Undurraga, el editor. Destacó que las páginas escritas en “Sudor” destacan por una escritura ágil, festiva y electrizante de “el mejor Fuguet”. Explicó que trata de una novela alegre y cómica como si se tratara de gente bailando, incluso carnavalesca.

Finalmente fue el turno de Fuguet. Se posó delante de todos, fue aplaudido y poco antes que comenzará a hablar, Pablo Simonetti exclamó “¡Que cante!” apenas tomó el micrófono, causando la risa de todos y del propio Fuguet.

Recordó el lanzamiento de su libro “Sobredosis” hace 26 años. Recordó las anécdotas de aquel entonces que, al igual que este lanzamiento, también consistía en una fiesta. “Esa vez la música fue muy mala y yo estaba muy tenso… pero también estoy tenso ahora”, declaró.

Explicó en qué época comenzó a escribir Sudor. Fue en los últimos meses del gobierno de Sebastián Piñera (apenas pronunció el nombre del expresidente se pudieron escuchar unas tímidas pifias) y que la canción de moda que sonaba “y que incluso llegaba a dar asco” era Blurred Lines de Robin Thicke junto a Pharrel y T.I . Pero que a pesar de lo aburrido que lo había dejado esa canción, correspondía a la banda sonora de Sudor. “Los invito a sudar, sudemos”, invitó Fuguet al mismo tiempo que comenzaba a sonar la canción que tanto asco le había provocado. 

 

SUDOR Y HOTSPOT

“Sudor” cuenta con una portada colorida, luminosa. Se puede ver como se mezclan distintos tonos de morado con algunas pinceladas de verde eléctrico, tan características de la fiestas electrónicas o de música pop de aquel Santiago nocturno. La fotografía fue tomada por Claudio Doenitz en una fiesta Hotspot. Fuguet cuenta que llegó a esa foto por las redes sociales y sintió que una fotografía así emitía buena onda.

 

¿La inspiración va en particular en las fiestas de esa productora o es en general a las fiestas de la escena gay?

El libro es festivo, es horny, es gay; está escrito desde una mirada y un deseo y un personaje gay actual. La portada es algo que me parece clave pero no sabíamos que iba a ser esa. La idea inicial era irse más por el sudor-sudor y el sexo. Algo con piel y sudor y axilas, pero no funcionaba y era algo “fuerte” pensando en que al final este libro es para todos, no para unos pocos o esa es la idea. Estabamos algo perdidos. Y justo fui a una fiesta Hotspot y vi que tomaban fotos. Al volver a casa entré a Instagram y a la red y vi esas fotos y de otras y comencé a enviarle ideas a mi editor. Y enganchamos: al final el libro no es sólo de sexo sino de sudor, de no parar, de vértigo y de fiesta. Vimos al tiro que una foto así emitía buena onda, felicidad, locura, misterio; era sexy y era gay pero no frontal y era misteriosa y romántica. Mi editor se contactó con Claudio Doenitz y se llegó, creo, a unas cinco y ahí se eligió la ganadora. La inspiración es: en Santiago todo está pasando. O para hacer intertextualidad y citar a Hemingway: Santiago es una fiesta. 

 

¿Por qué escogiste a los propios productores de las Fiestas Hotspot para que armaran el lanzamiento de "Sudor”? 

Primero para legitimar la novela, digamos. Me parecía que si uno hace una cinta como Top Gun desea el apoyo y la bendición de la Fuera Aerea de los Estados Unidos. ¿O eran marines? Da lo mismo: Hotspot aparece nombrada y me parecían las mejores fiestas. La posibilidad de convertir en realidad una idea de ficción me pareció tentador. Sino pasaba o no les tincaba, igual se iba a presentar el libro, pero de una manera más fome y típica.

 

En el lanzamiento en Espacio NAVE dijiste que no eras muy de salir a fiestas. Cuando vas a una ¿Qué te llama la atención? ¿Qué observas? 

No soy mucho de salir y soy poco dado a fiestas donde todos se conocen o cumpleaños. Prefiero las discos o como ahora les dicen fiestas… me gusta ser uno más y no tener que hacer vida social sino bailar con tu pololo, si uno tiene, o ir a cazar o a mirar o a pasarla bien. A veces vamos a reirnos, a despejarse. Fui más a investigar el libro porque en ese momento salía con un milenio. Como escritor, siempre miro, observo. No sólo a los guapos sino no sé… a uno que es bajo pero se cree mino y quizás lo sea… o captar que lazos entre ellos un grupo de cinco. Soy capaz de irme al patio a escuchar como dos terminan y ver un hueon llorar. Me imagino cosas como: de verdad cree que se ve bien; o xq ese tipo sale con ese otro. Es una gran espacio para llenarse de ideas. Sudor en todo caso no se inventó en una fiesta. Las fiestas son el ruido y la escenografía. Sudor sale de otras partes, de varias historias y obsesiones, entre ellas la fantasía de conocer a alguien y saber que el lazo sólo puede durar tres o cuatro días. Lo que yo llamo El efecto Antes del amanecer.

 

¿Cuánto hay de "No Ficción" en esta nueva novela? 

Mucho. Son hermanos. No Ficción es el hermano chico y salió de Sudor, de un break en la escritura. Son espejos. Lado A y B. Es pequeña, íntima, de cámara, con dos personaje y un departamento. Mucha intimidad pero cero carne y piel aunque algo de sudor. SUDOR es grande, excesiva, vertiginosa, barroca, llena de personajes, con mucho sexo y poca intimidad. Conversan. Las dos claro son intensamente masculinas.